11 diciembre 2015

Escolarización de un niño con discapacidad (1ª parte)



Hoy me gustaría compartir con vosotros mis impresiones sobre el primer contacto sobre la escolarización de Alicia. 

Si Alicia fuera una niña sana, el 1 de marzo del año que viene sólo tendría que rellenar un papel y me dirían ¡bienvenida a tu colegio! en septiembre. Yo vivo en un pueblo y sólo hay dos colegios públicos.

Sin embargo, la discriminación en los niños con discapacidad empieza en su tierna infancia. Para Alicia no será tan fácil. Lo lógico es que yo, rellenara los papeles el 1 de marzo y en septiembre esperaran a mi hija con todos los recursos necesarios en el centro que le corresponde en su pueblo, pero no.

Hoy he tenido la oportunidad de hablar con una persona del Equipo de Orientación Educativa, muy amable, que me ha explicado las opciones para ella: un aula específica o ir a un centro específico. Yo prefiero un aula específica, porque al ser tan pequeña prefiero que se codee con otros niños, eso la va a estimular mucho. Ya dejaremos el centro específico para más adelante. La EOE comparte esa opinión conmigo.

Pero ese aula específica, no existe en Bollullos de la Mitación, ni se le espera, a menos que elija el camino difícil, pelear por una aula específica. Y la verdad, después de lo vivido con la enfermedad de Alicia y con el proceso judicial que está en camino, prefiero reservar energías.

Alicia tendrá que ir a otro pueblo, si es que finalmente la escolarizo, porque tendré que organizar la agenda de Alicia de forma muy óptima para que pueda combinar sus terapias con el cole.

No obstante, el 1 de marzo tengo que ir al cole, rellenar los papeles y la EOE me ha dicho que ella se encarga de organizar su evaluación y buscar plaza en los pueblos cercanos. A menos que lleguen otros niños que necesiten aula específica, no la conceden para un solo niño.

Esta es la primera discriminación por discapacidad definida que mi hija sufre. Todo porque la administración no se toma en serio la normativa europea, la Constitución, y alguna ley más. Yo no tendría que preocuparme de esto, tendría que ir en marzo como una madre más, y llevar a mi hija en septiembre, como una niña más.

Muy triste.



Si te ha sido útil, COMPARTE. Puedes dejar un comentario o suscribirte al blog. Gracias.

3

  1. Con Marina, que para quien no la conozca fue compi de Alicia en neonatos, estamos sufriendo también ese calvario, ella también tiene esas 2 opciones. El problema esta que a Marina le dan crisis de apneas que no se si en un cole con aula especifica estan preparados para reanimarla si llegara el caso, ya que al menos en Montequinto, que es donde vivimos, no hay ningún colegio que tenga enfermero, por no hablar de médicos, y los logopedas van 1 vez cada dos semanas. Por otro lado hemos visitado los colegios de educación especial Directora Mercedes Sanroma (antes Aben Basso) y San Juan de Dios, que por cierto el primero en medios es alucinante (fisios, piscina hidromasaje, area multisensorial, medico,...) pero todo tiene su pero, y el de este cole es el nivel de afectación de los niños, que es muy grande, y no se si a una edad mas temprana necesitaria mayor estimulación con el contacto con otros niños, en fin esto es muy dificil para padres como nosotros
    Por otro lado, y hablando de recursos, llevamos a mi hija a la guarde un par de horas para que se estimule, despues de pelearme con media delegacion de educacion porque no me dejaban bajarla de nivel como aconsejaban los terapeutas que la tratan, ayer mandaron a los de motorico de educación y no se saben cuando llevaran los medios para adaptar la clase a ella, capaz de acabar el curso y no estar, en fin, alucinante ufff

    ResponderEliminar
  2. Isabel, la realidad de nuestros peques no es la que cuentan... es mucho más compleja y nos escatiman recursos. Una vergüenza. Ahí estamos nosotras, las mamá-rambo para pelear.

    ResponderEliminar
  3. Verdad hija, a veces cansa el peso de la metralleta pero nunca hay que dejarla atrás

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas
Hazte con tu taza solidaria