04 abril 2017

Solidaridad, morbo y estafa




Hola amigos, hoy quiero usar este rinconcito de internet, el blog de mi hija, para reflexionar sobre los últimos casos que se están conociendo sobre personas que están abusando de la solidaridad de la gente para ganar dinero.

Hace unos meses, un padre usaba la enfermedad rara de su hija para conseguir dinero, y ahora una persona ha fingido una enfermdad muy grave para que personas solidarias donen su dinero. Sólo ver los videos dan vergüenza ajena...

También me sorprende las cantidades a las que alcanzan las donaciones, y claro, no puedo evitar las comparaciones con los resultados que nosotros hemos conseguido, muy pequeños en comparación. La mayoría viene de amigos y familiares y algunos desconocidos que han confiando en nosotros, y a los que estoy profundamente agradecida.

Pero me pregunto, ¿qué tienen en común estos casos? Y creo que es el morbo de la muerte. Explotar que "se están muriendo" y necesitan ayuda urgente. También las historias rocambolescas ayudan, y a lo mejor también tener algún contacto en los medios de comunicación...

Afortunadamente mi hija no se muere, ni jamás se me ocurriría ni mencionarlo. Aunque a veces pienso que las complicaciones asociadas pueden acortarle la esperanza de vida, pero ¿quién sabe? A lo mejor yo me muero mañana y ella me sobrevive. Esto tiene que ver con mi filosofía de vida.

Como Alicia, hay muchos casos de niños y niñas que tienen enfermedades comunes. La parálisis cerebral es el trastorno más frecuente en niños por complicaciones en el parto o posparto.

No tenemos historias impresionantes que contar, solamente sus logros que para nosotros son una fiesta, pero para el resto de los mortales puede ser lo común: gatear o intentar ponerse de pie, como últimamente está haciendo Alicia.

No tenemos contactos en los medios de comunicación, no se daría abasto para cubrir la de niños con PCI que hay en España...

No tenemos curas milagrosas, ojalá yo pudiera decir que necesito "X" miles de euros para irme a por un tratamiento que va a curar a Alicia. La PCI no se cura, sólo se mejora a base de terapias, que no dejan de ser caras, unos 500 o 600 euros al mes...

No hay urgencia, porque las terapias tienen efecto a largo plazo. Pero sin ellas, pasaría un tiempo precioso para aprovechar la plasticidad cerebral de mi hija...

No confronta a las personas directamente con la muerte y con la pena de una vida que se va... afortunadamente la causa de este blog es para recaudar fondos para la vida, para la mejoría de la calidad de vida de mi hija.

Muchas personas nos han ayudado a traves de Teaming, o con las tazas, que todavía tenemos un centenar en stock...

Y seguiremos así, atrayendo la solidaridad para la vida.

Un abrazo a todos los que nos acompañáis en esto.





Si te ha sido útil, COMPARTE. Puedes dejar un comentario o suscribirte al blog. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas relacionadas
Hazte con tu taza solidaria