29 diciembre 2015

¿Cómo se trata la disfagia?

"Nene, dame el vibrador de la niña"


Como sabéis, Alicia tuvo graves secuelas poco tiempo después de nacer por culpa de lo que yo considero una negligencia en la sala de despertar. Después de varios días, despertó pero no tenía reflejo de succión ni deglución, entre otras cosas, así que se alimenta a través de un botón gástrico.

El problema de la disfagia, es que la razón por la que su boca y garganta dejaron de funcionar, no está precisamente ahí, sino en su cerebro. 


Imagina que tienes un ordenador y un día sube la tensión de la electricidad y se apaga la pantalla. Puede que la pantalla se haya fundido, pero no es el caso. Lo que ocurre es que la placa base se ha estropeado y algo de ahí dentro ha dejado de funcionar, por lo que el periférico no sirve.

El cerebro a día de hoy no se puede cambiar, curar o reparar, así que ¿qué opciones nos quedan? Rehabilitar o habilitar directamente. Son dos cosas diferentes.

  • Rehabilitar: es instaurar una capacidad que ya se tenía de antes. Se puede hacer en niños y adultos que ya habían desarrollado capacidades. 
  • Habilitar: es el caso de mi hija, ya que ella digamos, estaba por estrenar. Hay que conseguir que esa capacidad aparezca. 
El cuerpo humano tiene una caracterísca, y es que a través del cuerpo y la sensibilidad podemos hacer una llamada a esos centros neuronales del cerebro, pero nosotros, tenemos que "gritar más fuerte" para que el cerebro reaccione. 

Así que desde que nació, a Alicia le hemos hecho muchos masajes en la boca, dentro y fuera, en la cara... masajeando nervio vago, trigémino... suavemente.

Para eso usamos un vibrador facial. Sí, a veces me escucho diciendo: "nene, dame el vibrador de la niña" en medio de un bar, y claro, hay gente que gira la cabeza. Jajaja. Para mí es una herramienta más. Para los que estéis interesados, se compra en el Natura y vale 12€.

Los masajes son divertidos para Alicia, normalmente se ríe y siente placer. Las cosquillas y las vibraciones son las "llamadas" al cerebro, a aquellas zonas que están alrededor de su tejido neuronal muerto y que deberían coger el testigo de esa habilidad.

No perdemos la esperanza de que algún día pueda tragar algo, aunque sea su propia saliva de forma funcional, que sería un logro. 


El trabajo en casa es fundamental, pero el trabajo de la logopeda es importante. Nosotros hemos optado por llevarla semanalmente a una logopeda privada, ya que en la seguridad social nos daban sólo media hora cada quince días. Si quieres ayudarnos a amortiguar los gastos, puedes apuntarte a nuestro grupo de Teaming si tienes un euro. Es rápido y seguro. ¡Gracias!





Si te ha sido útil, COMPARTE. Puedes dejar un comentario o suscribirte al blog. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas relacionadas
Hazte con tu taza solidaria